Cruz de Olvido publicada en España



Cruz de Olvido de Carlos Cotrés fue recientemente reeditada para el mercado español por la editorial 27 letras.


La editorial 27 letras reeditó en enero de este año (2008), en España, la novela Cruz de Olvido del escritor costarricense Carlos Cortés, originalmente publicada por Alfaguara para Costa Rica en 1999. El dossier de prensa de la editorial incluye el siguiente texto sobre la novela:

Después de diez años en la revolución sandinista, Martín Amador regresa a Costa Rica para aclarar la noticia del asesinato su hijo, junto a otros seis jóvenes, en la Cruz de la Alajuelita. Allí se reencuentra con sus compañeros de generación: políticos, jueces, figuras clave de los medios de comunicación, que han alcanzado las más altas esferas de la llamada Suiza centroamericana; país en el que, según se afirma, «no pasa nada desde el Big Bang». Ahora descubrirá la realidad oculta del poder: los excesos, la corrupción, su implicación en turbias tramas internacionales y en el crimen organizado. Su viaje, sobrecogedor y alucinante, por barrios, calles y locales nocturnos de San José es un descenso a los infiernos de la violencia, la decadencia y la miseria moral, donde sólo unos pocos resisten. Martín, a sus cuarenta años, se enfrenta a su tiempo y a sí mismo; muertos los ideales revolucionarios, fallidos los amores de juventud, se aferrará a la tentación del olvido.

«Cortés logra con esta novela una verdadera proeza literaria: darle una imagen política al fin de siglo latinoamericano. Se trata de una entrañable y severa versión de la desintegración de las ilusiones revolucionarias en la América Central. Como en la saga de Musil, la novela diseña el desastre del futuro. Y nos entrega una poderosa fábula vital de la profunda irracionalidad que ha dominado nuestro tiempo, entre la retórica y la corrupción, entre el poder y el suicidio moral.» Julio Ortega, La Nación.

«Viaje a los orígenes y crónica de fin de siglo: esperpento, fábula y novela policial –todo a la vez–, Cruz de olvido se convierte en una de las obras medulares de la literatura costarricense de los últimos años.» Rodrigo Soto, La Nación.

«Una novela muy notable, bien escrita, bien armada. Con buena perspectiva histórica, personal y social», Sealtiel Alatriste, La República.

«Carlos nos demuestra que es capaz de construir un escenario de variaciones múltiples y de sensaciones reales, un ojo que ve como nosotros sentimos que podemos ver», Sergio Ramírez, La Nación.

«Dentro de próximas peregrinaciones se debería incluir alguna a este libro», Blas Dota, La República.

«Una obra que, como ninguna otra, desnuda las malolientes realidades subterráneas de nuestra hipócrita sociedad: su violencia soterrada, su corrupción, su infelicidad sexual», Aurelia Dobles, Revista Dominical.

«Está escrita con una desesperación que en este caso no confabula contra el libro sino que contribuye a hacerlo más apasionante», Elizabeth Subercaseaux, Vanidades continental.
linea

El suplemento literario del diario español El País, Babelia, publico los siguientes comentarios con ocasión de la edición española de la obra:

Cruz de olvido, por Julio Ortega
Babelia, El País, 16/02/2008
«Hay tanto dolor, que es de reír», escribió un testigo del siglo XVII, y esa definición del mundo al revés anuncia una forma narrativa que conoce hoy su mayor desarrollo. Carlos Cortés (Costa Rica, 1962) ha escrito una novela desolada y poderosa sobre la generación que vio derrumbarse la revolución sandinista en Nicaragua y corromperse la utopía democrática en Costa Rica. Viviendo el contrasentido, Martín Amador («como la mayoría de los periodistas, tenía algo que ocultar») abandona la revolución que también él ha traicionado; reconoce que la culpa es la conciencia, y que la memoria («cruz de olvido») es una economía de la muerte.

De la revolución a las becas del Nacional Endowment for Democracy, los periodistas, «como yo mismo, habían comenzado en la ultraizquierda y terminaron en la ultraderecha, que es la evolución natural». La verdad es sólo una apariencia. Sucesivas máscaras revelan la «conspiración permanente». Al volver a su país, el asesinato de su hijo y los dólares en su cuenta bancaria devuelven a Martín al absurdo “costarrisible”. Le han pagado por adelantado un trabajo sucio (la droga y las armas son el negocio del poder) y la prensa encubre la verdad sobre su hijo.

Lo reprimido regresa con el poder, irrisorio y corrupto. El presidente (el Procónsul) es «sólo nuestra imagen reflejada en un vaso de ron». El simulacro multiplica sets, bares, “gay-tos”. Lo grotesco presupone que la verdad es improbable. «Qué lástima que la verdad no se parezca a la buena literatura sino a la mala y que sea tan mediocre como la vida». La duda y el humor intercambian su crudeza. Réquiem del siglo XX en Centroamérica, esta conmovedora novela hace del horror comedia y de la tragedia espejo.



0 Comments: