Los Detectives Salvajes, Roberto Bolaño



Reseña de la novela con bio, resumen y comentarios.

Los Detectives Salvajes
Roberto Bolaño

608 páginas
Anagrama 1998



Roberto Bolaño nació en Chile en 1953, abandonó su patria natal a los 15 años solo para regresar durante la época del golpe contra Allende. Tras ser detenido por los golpistas logró una milagrosa liberación y permaneció en el exilio desde entonces hasta su muerte en el 2003. Bolaño vivió en varios países de Latinoamérica y Europa, entre ellos México y España. Se dedicó principalmente a la poesía hasta principios de los noventa. En los años noventa, viviendo en Cataluña, sufriendo de enfermedades crónicas del hígado y con dos hijos, decidió dedicarse a la narrativa como medio de ganarse la vida. Su producción durante los noventa hasta su muerte en el 2003 fue prolífica y de alta calidad. Inicialmente obtuvo notoriedad con su libro Literatura Nazi en Amércia Latina. Ganó el premio Herralde de Novela en 1998 y el Rómulo Gallegos en el 99 con la novela que aqui se comenta: Los Detectives Salvajes. La crítica y los lectores de la novela la consideran un hito en el desarrollo de la novela hispanoamericana y se ha comparado con otras grandes novelas como Rayuela de Cortázar, con la cual tiene algunos paralelismos. Yo concuerdo.

Resumen de la Novela

Los Detectives Salvajes es una novel coral, polifónica, donde una multitud de personajes narran en primera persona sus experiencias relacionadas con los dos personajes centrales de la novela, los poetas Ulises Lima y Arturo Belano. La primera sección de 120 páginas aproximadamente corresponde al diario del poeta García Madero, de 17 años, en los dos meses que este pasa con los personajes. Esta historia resulta ser en núcleo donde hace pivote toda la novela. Este diario reanuda 50 páginas antes del final exactamente en el punto donde se detuvo en la página 120, el día primero de enero de 1976. Las narraciones que se encuentran entre estos dos segmentos del diario y que componen el grueso de la novela se centran en lo ocurrido al personaje que narra y, a veces tangencialmente, y en otra directamente, en lo que los relaciona con los dos personajes principales en su trashumancia por el mundo luego de ocurridos los hechos narrados en el diario de García Madero.

La misión de Belano y Lima durante esos dos meses es descubrir el paradero de Cesárea Tinajero, fundadora del grupo literario vanguardista de los años 20 conocido como los Real Visceralistas. Lima y Belano han fundado una segunda etapa del grupo 50 años después y sus investigaciones pretenden determinar donde esta Tinajero y que fue de su producción literaria. De acuerdo a Belano y Lima, sus descubrimientos tendrán efectos devastadores para la literatura en español en general. Nunca se explica porque piensan esto.

A continuación el final de la novela: Lima y Belano escapan hacia el desierto de Sonora para buscar a Tinajero, perseguidos de cerca por el padrote de Lupe, una prostituta adolescente a la cual ayudan a escapar y acompañados de impromptu por García Madero, miembro del grupo de los realvisceralistas. En Sonora tras un minucioso rastreo localizan a Tinajero solo para ser enfrentados por el padrote y un secuaz en una riña en la carretera en medio del desierto que incluye armas blancas y de fuego. En la riña muere el padrote, su compinche y Tinajero. Este suceso arruina el proyecto de Lima y Belano y considerando que es el final y por la prominencia que tiene en la novela, casi pareciera que Bolaño ofrece este suceso como explicación de la errabunda degradación que parecen sufrir ambos personajes durante los siguientes 20 años, los cuales vemos a través de los multitudinarios testimonios que pueblan la novela. Es posible entender que la muerte de Tinajero, precipitada por las acciones de Lima y Belano, se convierte en la maldición de ambos.

Comentarios

Estructura Coral:
¿Cómo narrar una novela con un número importante de personajes, en primera persona singular? Este parece ser el problema que se le presento en la pagina 120 de la sección de Madero, en la cual ya vemos algunos personajes desde afuera sin poder explicarnos lo que piensan o sienten, como por ejemplo a Jacinto Requena o Pancho Rodríguez. Es quizá en ese momento cuando se da cuenta Belano que necesitará de más narradores para explicar lo que pasa. Pareciera, después, que esta proliferación de personajes empieza a extenderse en el tiempo y no logra Bolaño cortarla hasta que esta lo lleva inevitablemente a los últimos días de la vida de Lima y Belano. Restringiéndonos a la trama se puede preguntar con validez ¿Porque es necesario para la novela saber lo que pasa con Belano y Lima después de 1976? La respuesta de Bolaño pudiera ser la que se sugiere arriba. Lo cierto es que sin la sección posterior a 1976 Los Detectives Salvajes no sería ni la sombra de la gran novela que és.

Formato de capitulo:
Los textos son como entradas de diario, sin embargo un par de veces se rompe el canon y el fragmento se representa como testimonial o entrevista. Bolaño ha logrado en la mayoría de los casos redactarlos de modo que sean unidades auto contenidas que tienen principio y fin, que son casi relatos testimoniales individuales y que suelta de la trama principal y los deja volar por si solos al indicarnos con frecuencia al final de los mismos que “y no lo voy a ver más” o “Todos los poetas, incluso los mas vanguardistas, necesitan un padre. Pero estos eran huérfanos de vocación. Nunca volvió.” o “Después las clases recomenzaron, conocí a otra persona y deje de pensar en él”, en fin, indicación en clave para el lector de que no debe esperar la reaparición del narrador de este fragmento en el futuro de la novela.

Registros logrados:
Las distintas voces están muy logradas, con pocas pero notables excepciones que incluyen a un argentino que habla de tu. Excepcionales los fragmentos de Lacouture, Hemitio, Amadeo Salvatierra, Nicaragua, Xosé, López Lobo.

Tema (La literatura):
Desde el inicio la novela no se anda con ambages. Este es un libro acerca de la literatura hispanoamericana, sus escritores de antes (“los poetas muertos de México, mis futuros colegas”) y los actuales, sus lectores y sus críticos. En los últimos capítulos Bolaño hace hablar al escalafón de los escritores consagrados durante la feria del libro en Madrid 1994. Cada quien ahí sabe quien es y no queda títere con cabeza, la critica es mordaz, concienzuda y artera. Se hace un recuento breve del periodo de vanguardias mexicano, de la corte de Octavio Paz, de los aborrecidos poetas campesinos y de los originales Estridentistas. En algún momento se bate a duelo Belano con un (futuro?) crítico que le piensa deparar una mala reseña (en guerra avisada, pareciera decir Bolaño desde esas páginas). Interesante lla sección dónde Bolaño recrea el cuento de Baroja en una versión optimista donde el amor le gana al miedo. Aparte de la extensa lista de referencias literarias se saca en claro una sola cosa de la novela de Bolaño: toda empresa literaria acaba mal (todo lo que empieza como comedia acaba como tragedia, tragicomedia, historia de horror, vacío, etc) Revistas fallidas, poetas gastados por la fricción del tiempo, editores arruinados, novelistas exitosos gracias al sacrificio de su arte, de sus principios, de sus almas. Nadie, nos dice Bolaño, puede aspirar a la felicidad si escribe. Cliché del poeta sufrido o experiencia de primera mano de un escritor desencantado. El éxito desaforado de Los detectives salvajes fue quizá la sorpresa que desmentiría este pesimismo reconcentrado de Bolaño que hace tan triste su novela. ¿Prueba de que se puede ser fiel a si mismo y lograr el éxito? Bolaño debió renunciar a su amada poesía y bajar un escalón a la mercantil narrativa para conseguir el reconocimiento y los lectores que ansiaba. Quizás verdaderamente no haya finales felices cuando el tema es la literatura.

Subtemas
:
  • Tabú: En el fragmento de Xosé así como en la primera sección de Madero en cuanto a la relación de Quim y el padre de Laura Damián y sus relaciones con sus mutuas hijas se deja traslucir un aire incestuoso o pedófilo con un estilo que recuerda La Vuelta de Tuerca de James o, aún más, a Sobre Héroes y Tumbas de Sábado, donde el tema tabú se sugiere más que se describe. Bolaño nos deja una vez más sacar conclusiones sobre lo que puede haber ocurrido, conclusiones que dicen más sobre nosotros como lectores que sobre lo ocurrido a los personajes.
  • Exilio: El exilio es un tema implícito de la novela donde los personajes habitan usualmente espacios que no son los propios, sea como mochileros o residentes de otros países. No se hace mención a los dolores usuales de la emigración quizá porque lo que se siente a través de la novela es que los personajes son parias y no exiliados. Se han exiliado no de un país sino de la humanidad, y en las palabras de uno de ellos tendrá que regresar siempre a Israel, e Israel no será el país sino el cualquier lugar. Estarán siempre fuera, al final uno físicamente y el otro en su propio país, pero ambos en el exilio. Tinajero misma, es buscada por Lima y Belano para sacarla del exilio, cuya consecuencia inmediata es su muerte, el exilio permanente.
Defectos: Existen algunas secciones que evidencian una tendencia al listado erudito que no aporta mucho, especialmente en cuanto a las direcciones de como llegar a ciertos lugares se refiere. ¿Han salido los listados de Internet (siendo que la novela es de 1998)? Ver lista de estilos de poesía, lista de participantes en la vanguardia, de citas en latín, etc.

Algunas secciones son demasiado largas o carentes de relación o importancia con el cuerpo de la novela (Edith Oster, el chileno de la quiniela) y parecieran cuentos en si mismos, incluidos para beneficio de la persona real detrás del cuento y no para ponerlos al servicio de la novela. Eso lleva a la pregunta de si durante la creación de la novela, movía a Bolaño un motivo de amistad para incluir algunas secciones? Es entonces la sección coral de la novela un retrato de conjunto de sus amigos? Una carta circular a los amigos, como sugirió alguna vez Borges que era toda novela.

Notable: Es notable el fragmento de la persecución en el Impala donde Lima, Belano, Lupe y García Madero se hacen “preguntas difíciles”. Estas preguntas pueden ser difíciles de responder correctamente pero en importancia son realmente triviales, las respuestas sin embargo hacen surgir un subtexto donde se responden preguntas realmente difíciles sobre ellos mismos y lo que hacen, y lo que harán. La belleza de la premonición de esta conversación con relación al final de la novela no puede dejar de señalarse. Es una perla escondida de la cual Bolaño quizá estuvo orgulloso y que es un logro literario para esta sección que de otro modo pudo ser relativamente trivial.

Análisis final: La novela termina con una pregunta. Queda clara la intención de Bolaño de convertir al lector en detective que debe resolver esa adivinanza final que tiene que ver con una ventana abierta y su representación gráfica. La ventana es una metáfora de la novela. Las dos adivinanzas anteriores son pistas. Quiere entonces Bolaño que el lector sea cómplice o participe como lo postuló alguna vez Cortázar con Rayuela. Bolaño nos ha dado una novela donde la búsqueda central, el propósito de la búsqueda, sus resultados concretos y sus consecuencias en el tiempo nunca son narradas directamente por quienes la viven sino por testigos periféricos que, con la excepción de García Madero, no participan nunca directamente de esa búsqueda. La más notable ausencia en los testimonios son los de Belano y Lima, de lo que piensan y sienten, sus motivaciones y sus intenciones. Sabemos al final de la novela que han encontrado lo que buscaban, sin embargo a un costo muy alto. Al lector, sin embargo, no se le participa del verdadero resultado. El lector, pareciera querer decirnos Belano, debe averiguar ese resultado por si mismo. Surgen estas preguntas: Debemos pensar que Bolaño no nos comparte mas que un minúsculo y escueto resumen de las palabras de Tinajero porque le resultaba difícil darle vida un personaje tan crucial para la novela, que a esas alturas tiene ya proporciones mitológicas, o por el contrario, la ausencia de diálogo proveniente de Tinajero tiene que ver con la labor detectivesca que se le ofrece al lector sobre qué se hablo, qué contenían sus escritos y porque se hace ese último viaje con los real vicseralistas y hacia donde iban? Después de Los Detectives Salvajes Bolaño acometió la redacción de 2666 que es una novela que podría ser la de Tinajero, pero esto no lo sabemos porque García Madero nunca comparte su contenido, debemos asumir que esto es así o contienen acaso los cuadernos de Tinajero algo mayor que una simple autoreferncia? Tenemos como posibles contenidos lo descrito hasta ese punto, lo inferido y lo futuro. ¿Porque opto por fin Bolaño por la descripción periférica y testimonial de la acción? Tiene que ver con decisiones técnicas donde la narración era mas fácil y personal en primera persona singular, pero imposible o inconveniente desde un único o un par de puntos de vista, o por el contrario, es acaso la intención de Bolaño darnos solo la piezas del puzzle y dejarnos que nosotros deduzcamos que fue lo que realmente paso, algo que nos hace la vida todo el tiempo y en lo que Bolaño se mantiene fiel. ¿Porque parecen haber quedado dañados Belano y Lima después de su búsqueda? Es simplemente la culpa por lo que le sucedió a Tinajero o es quizá la culpa que sienten por lo que esta muerte significa a una escala mayor, para su movimiento, para México, para América Latina.

En fin, ¿que se pierde con la muerte de Cesárea Tinajero y sus escritos? que en el fondo es también esta pregunta: ¿Que se pierde con la muerte de Bolaño?

20 Comments:

Sentenciero said...

Esta novela me gustó, y lo digo sin vergüenza, pero sabiendo que no es nada junto a Grandes novelas. Me parecen mucho mejor los cuentos de Bolaño que esto que reseñás.
No entiendo, por lo demás, el culto desmedido a Bolaño.

Juan Murillo said...

Bolaño, creo yo, fue un gran escritor , y esta es su gran novela. ¿Como se compara con otras? Eso yo no lo se, ni me atrevería a disertar al respecto.

En cuanto al culto de Bolaño, tenés razón. Morirse en el mejor momento de su carrera, en medio de una producción frenética, con imagen de enfant terrible, desacreditando abiertamente a las vacas sagradas y a los best sellers (Allende, Garcia Marquez) y encima siendo, además de buen escritor, enigmático, es a mi modo de ver, la mejor forma de crear una leyenda y un culto.

tetrabrik said...

para mí, perdón, el mejor escritor latinoamericano de los últimos años. y los detectives, una rayuela mejorada.

Juan B. G. said...

Bolaño dijo en una entrevista televisada que ''mi novela, es una pobre novela comparada con Rayuela de Cortázar''.

Sentenciero said...

Bueno, solo hubiera faltado que dijese que él era mejor que Cortázar. Y eso que las novelas de Cortázar no le llagan ni a los talones a sus cuentos, y que Rayuela no le hace ni cosquillas a El Examen (también de Cortázar).

Sentenciero said...

Perdón, depeupleur, pero no sé qué clase de blog es ese de juan b. g. que solo permite escribir comentarios a "miembros del equipo". ¿No deberíamos ser todos integrantes del equipo de desperdiciadores del tiempo, que lo gastamos con la lectura y la escritura?
Parece que no somos dignos de algunas formaciones...

Juan Murillo said...

Yo personalmente no le veo ningún parecido a Rayuela, ninguno. Me parece que toda la comparación con Rayuela viene de uno de los comentarios de los críticos (¿Echeverria?) que dijo que la novela era 'un carpetazo genial a Rayuela'. Luego los editores usaron esta linea como parte del mercadeo y ahora todo mundo las compara.

Yo diría que se comparan en que son hitos en la forma de novelar en Latinoamerica. Por otra parte no les veo mayor semejanza.

Y concuerdo con vos, Cortázar es mucho mejor cuentista que novelista. Algunos dicen lo mismo de Bolaño.

blogworkorange said...

La novela me gustó, no me volvió loco ni pienso leerla de nuevo; me gustó más 2066 con sus casi 1,000 páginas y mucho más algunos de sus cuentos como "Ultimos atardeceres en la Tierra." Sí pienso que a "Los Detectives Salvajes" le sobran como 200 páginas; pero bueno, who cares, I guess.

Juan Murillo said...

Yo también pienso que no todo lo que lleva adentro LDS necesita estar ahí para que funcione la obra, pero talvez el propósito de Bolaño era aquella carta circular a los amigos que decía Borges que era toda novela.

Michelangelo said...

Excepcional, me conmocionó. Es una novela que se vive más que se lee. Hubo momentos en que me hubiera gustado ser real visceralista. Excepcional. La recomiendo sin reservas. He vuelto sentir, 30 años después, esa atmósfera que me provocó la lectura de Rayuela, eso sí, con distintos sentimientos. Ha sido un cambio radical en la literatura post boom. Inmensa.

Insolación said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Insolación said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Insolación said...

Hola, permítaseme presentar mi comentario con un cliché infrarrealista
(a guisa de modesto homenaje a Bolaño):

Cuando la noche de México se trastorna en odio contenido y el smog es aire cristalino ante el rencor, aparece, ascendiendo en una escalera eléctrica del metro, un enano con bastón señalando hacia lo alto y sonriendo. Tengo una pista, dice, se va a llevar la mascarita del santo por un peso, burbujas de jabón por un peso, pásele, pásele, pásele si hay, tenemos de pastor, de nana, de trompa, de bistec, pásele, pásele.
Luego de cenar, las putas abren sus piernas y chupan faros o cigarros mentolados, alguien limpia el sudado tubo y la mierda se queda flotando en el orinal.
La ventana esta abierta; siempre hay alguien a punto de saltar y termina saltando en tanto todos, tu y yo somos todos, seguiremos contando-nos-les la misma gastada y siempre nueva historia, los mismos cuentos, la misma única y distorsionada verdad para cobijarnos en este mundo tejido de mentiras. ¿que hay detrás de la ventana? una pasión desbordada, a horcajadas, y el cortejo fúnebre de Bolaño, de pie, bajo las pancartas en blanco de un plantón pasmado de lirismo.
Saludos.

Hen said...

2666 buenisima.
Los detectives se compara con Rayuela por su ruptura formal en la narracion de una novela en el siglo XX en latinoamerica.
Los cuentos son buenos tb.
Es una carta circular.
Facil es decir que a una novela le sobran 200 paginas, dificil es escribirlas.

Apenas empieza la nota, en resumen de la novela, dice "los poetas ulises lima y roberto belano".
Perdón, error: Arturo Belano.

La mejor parte, claramente: los testimonios.

El desmedido culto?

Bolaño, además de ser un genio,

es un amigo.

Juan Murillo said...

Gracias Hen, ya hice la corrección. Tenés razón que escribir esas 200 páginas sobrantes es difícil y bueno, en las novelas es difícil que algo sobre, consideradas en sentido amplio.

LeoDevinci said...

Felicito tu gran capacidad analítica. He leído esta obra y aunque me gusto(perdona no tengo acentos) mucho, en realidad me cuesta argumentar sobre qué específicamente fue lo que me gusto. Aunque si quisiera preguntarte, Cual es la función de la estructura en la obra, o porque escoge Bolano esta estructura? Saludos.

Juan Murillo said...

Gracias por los comentarios, Leo. Arriba decía que más o menos en la página 120 ya se notan las dificultades de Bolaño para narrar desde la primera persona de Garcia Madero la interioridad de los personajes que rodean a Lima y Belano. Borges decía que las novelas en realidad son cartas circulares a los amigos, y en esta novela que es un catálogo histórico de los amigos de Bolaño, describir los amigos desde fuera, dudando y adivinando desde el yo de el yo narrativo, hubiera limitado la novela muchísimo. Bolaño tiene el talento suficiente para reacrear todas esas voces, lo que ayuda a esa estructura sinfónica de la novela. A algunos les parece que hay un exceso de personas narrativas en LDS, pero hay que considerar que hubiera sido imposible narrarla toda desde la primera persona de un personaje único que no fuera Lima o Belano(porque narrar desde ellos sería matar todo el misterio que la envuelve) y que narrarla desde la omnisciencia hubiera resultado en una novela algo pasada de moda que no hubiera tenido la repercusión que tuvo esta.

Crystal doll... Isbell said...

Lo leo, lo leo y no lo creo, Bolaño no fue un buen escritor, su narrativa carece de sentido es inconexa y vulgar, no hay punto de comparación con Cortazar.
No entiendo como pudo haber ganado premios, no entiendo que de maravilloso tiene, hizo lo que otros no hicieron, pero hizo una porquería, eso no tiene merito alguno.
Cuando lo leí, recordé porque no respeto a la literatura hispana.

juan murillo said...

Sorprende la furia que trasluce en tu opinión, Crystal doll. Imagino que hay una historia que la explica.

La inconexión es deliberada, como seguramente habrás deducido. Lo de vulgar no se de dónde viene realmente.

Decir que no tiene mérito es ya una exageración tal que no permite discusión.

Irma Verolín said...

Me parece un buen aporte esta aproximación crítica, toma lo sustancial de la novela. Gracias