Balance del 2007



Las lecturas más memorables del 2007.

Este año inicié este blog con el propósito de que sirviera como bitácora de lectura. La idea era llevar un desglose pormenorizado de lo que leo y visibilizar un poco la 'invisible' literatura centroamericana. Este año por desgracia leí casi tantas novelas buenas como malas. Las peores no me tome el trabajo de reseñarlas y aún me pregunto si debería o no dinamitar el arduo trabajo de algún ilusionado autor y advertir a los lectores que mejor gasten su tiempo y dinero en otro lado, o guardar el silencio decoroso apropiado para la vergüenza ajena. A continuación lo que sobresale de las lecutras de este año:

Lo más interesante que leí este año en literatura centroamericana fue sin duda Managua Salsa City de Galich y El más violento paraíso de Obando, ambas novelas extrañas, inusuales, únicas e inolvidables.

Lo más divertido fue Three Men in a Boat de Jerome K. Jerome, a este libro le hizo una contraparte Connie Willis con To say nothing of the Dog, en clave de ciencia ficción y muy divertido también, casi 100 años después. Además leí Confederacy of Dunces de Toole. Me pareció que no llenaba las inmensas expectativas que genera el Pulitzer y el suicidio del autor, pero igual me divertí bastante.

Las mejores novelas fueron Los Detectives Salvajes de Bolaño y Fabulosas Narraciones por Historias de Orejudo. Al libro de Orejudo me une una comunión de ideas, las cuales, honestamente, no esperaba encontrar en una novela tan divertida y descarada.

5 Comments:

Sentenciero said...

La maldita novela de Obando. Sé que no se consigue, lo que aumenta el morbo, o el gusto por lo que no se conoce.
Este año ha sido muy bueno en cuanto a lecturas, como se ve con el tuyo. De recordar: Ginsberg (Aullido); Virgilio Mora (Mano a Mano); Mario Bellatin (Salón de Belleza); Salinger (Nine stories) y Hamsun (Bendición de la tierra)
Te las recomiendo, hasta te las cambio por la de Obando, jaja.
Saludos.

Juan Murillo said...

Bellatin esta en la mira entre los siguientes 5, solo necesito conseguir un libro.

La novela de Obando la lei la primera vez cuando era un manuscrito que se llamaba la Casa de Dionisio, que luego fue editado drasticamente. No la compre cuando la publicaron, por distracción, y luego se agoto. Tuve que rastrearla, en librerias, con la editorial, en compra y ventas y la conseguí, por fin, en El Erial, sorprendentemente. La copia que tengo, como se nota claramente en la portada escaneada, que ademas estaba pegada al libro con scotch tape, parecía que habia rodado mucho tiempo dentro de la mochila de un nómada, en la página 378 había una factura de una farmacia puesta como marcador. Mi copia esta dedicada a Isabel.

El que persevera, vence.

Sentenciero said...

Eso sí que es una historia de libros imposibles, que parecen provenir de la nada, sin payasadas de best-seller...
Comprate Salón de Belleza, de Bellatin; ése, y Las Flores, se consiguen en Nueva Década.
Hace poco me mandé Jacobo el Mutante, de ese mae: un libro muy bueno, extraño como el chavalo. Recomendado.
Espero tener suerte con Obando, el que persevera (así me pasaba con Polo Moro)...
Por cierto, ¿por qué p... está uno metido en blogs cerca del Año Nuevo, cuando debería estar echándose los vinitos?

Juan Murillo said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eugenia Wo Ching said...

Me parece que hay que leer a más mujeres autoras, las invisibles entre los invisibles...
Recomiendo todas las novelas de Tatiana Lobo, en particular Asalto al paraíso y Calypso. Me encanta su estilo de "history revisited with a twist".